¿Por qué usamos el color naranja para solidarizarnos con indígenas en Canadá?

color naranja indígenas Canadá

Tras los descubrimientos de tumbas ocultas en los alrededores de lo que fueron escuelas residenciales para niños indígenas en Canadá existe un llamado a usar color naranja para solidarizarnos. ¿Por qué?

La historia detrás del color naranja

Esta muestra de apoyo a la comunidad indígena en Canadá es relativamente reciente. En 2013 hubo un evento en British Columbia cerca del Williams Lake que buscaba hacer conciencia sobre el sufrimiento vivido en la escuela residencial St. Joseph Mission entre los años 1891 -1981.

En este evento participó  la sobreviviente de esta escuela, la indígena Phyllis Jack Webstad, quien contó que en su primer día de clases, cuando tenía 6 años, su abuela le regaló una playera naranja y ella acudió muy emocionada a clases.

Phyllis platicó que al llegar a la escuela le quitaron su ropa incluyendo esta playera y le cortaron el cabello. Nunca más volvió a ver su playera naranja, regalo de su abuela.

Desde entonces para ella el color naranja simbolizó su experiencia en las escuelas residenciales. Cómo sus sentimientos no importaban, cómo nadie se preocupaba por ella, y cómo sentía que no valí nada. Phyllis recuerda que los niños lloraban pero a nadie le importaba.

Desde este evento y tras escuchar el relato de Phyllis se decidió que septiembre 30 sería el día de la playera naranja (Orange Shirt Day), aunque ya en la actualidad no solo se trata de un solo día del año. Portar este color significa que eres solidario con la población indígena y reconoces el sufrimiento que han pasado así como la reconciliación y el descubrimiento de la verdad que necesitan para su propio proceso de sanación.

Con el color naranja se reconoce que cada niño importa incluso si ya es adulto

A la frase original de «cada niño importa» (every child matters) se le agrega también «incluso si ya es adulto de ahora en adelante» (even if they are an adult, from now on) Entendiendo que aquellas heridas de la infancia pueden tener consecuencias en la vida adulta.

Every Child Matters, even if they are an adult, from now on

El trauma intergeneracional

Para entender las consecuencias de las escuelas residenciales (de finales de 1800 hasta 1996) debemos de comprender que existe un «trauma intergeneracional» en la población indígena. Es decir, un trauma que se viene heredando de una generación a otra.

La población indígena sufre una epidemia de alcoholismo y drogadicción tras las heridas provocadas. De acuerdo con sobrevivientes, en estas escuelas hubieron abusos físicos y sexuales. La Comisión de la Verdad y Reconciliación ha determinado que lo ocurrido en estas escuelas fue un genocidio cultural pues a los niños se les separaba de sus familias y se les ponía en estas instituciones buscando que perdieran su cultura. Muchos de estos niños al salir de estas escuelas ya no podían comunicarse con su familia porque habían perdido el lenguaje y sus raíces, y al mismo tiempo eran discriminados en Canadá.

También te puede interesar: ¿Qué representa que por primera vez una indígena sea Gobernadora General en Canadá?

Puedes leer más sobre el movimiento Every Child Matters aquí.

Facebook Comments Box
error: Content is protected !!
Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro
Ads Blocker Detected!!!

We have detected that you are using extensions to block ads. Please support us by disabling these ads blocker.

Refresh