Juegos Olímpicos de Tokio 2020: La metafísica en tiempos de la pandemia

Por: r.c.d. kreimerman

Tengo una pregunta de trivia: ¿En qué año se celebraron los Juegos Olímpicos de Tokio 2020?

La respuesta es, por supuesto, el mismo año que la Eurocopa de la UEFA 2020, y eso es 2021.

En febrero de 2020 estaba en Acapulco disfrutando del tenis en el Abierto Mexicano Telcel. A nuestro regreso encontramos en el aeropuerto a un John Isner algo abrumado. Le pedí una foto y me miró fijamente con una cara que decía «lo siento viejo, este no es el mejor momento». Se estaba registrando y llevaba a su pequeña hija en brazos. Los fans pueden ser desagradables, pensé. El día anterior, John había perdido ante Taylor Fritz en la semifinal.

Puede que se dirija a Miami, le dije a mi esposa. Siempre le va bien en el Miami Open, ganó el evento en 2018 y llegó a la final al año siguiente. Estaba pensando que los días extra antes del torneo le serían beneficiosos. Unos días después, el Miami Open se convertiría en uno de los primeros eventos deportivos importantes en cancelarse. Por supuesto que no fue el único. A medida que aumentaron las preocupaciones sobre COVID19 en todo el mundo, se cancelaron o pospusieron todo tipo de eventos. Era natural, visto en retrospectiva, que los Juegos Olímpicos iban a seguir su ejemplo.

El Abierto de Canadá (también conocido en años anteriores como la Copa Rogers) es el segundo torneo de tenis más antiguo del mundo (Wimbledon es el más antiguo). Es un torneo anual que comenzó en 1881, se realiza en dos ciudades: Toronto y Montreal. Existe un arreglo único y brillante entre las ciudades: en los años impares, la competencia masculina se lleva a cabo en Toronto y la competencia femenina en Montreal; al año siguiente, cambian. En 2021, un nuevo arreglo podría haber cambiado todo esto. Una tercera ciudad estaba siendo considerada y no estaba en Canadá.

Como la pandemia de COVID se negaba a ceder terreno en Ontario, la Copa Rogers estaba en riesgo, por segundo año consecutivo, de ser cancelada. Por esta razón, los organizadores buscaban alternativas. Se acercaron a la Asociación de Tenis de Estados Unidos para encontrar un lugar adecuado para el evento. Como antecedente, el año pasado se llevó a cabo el Cincinnati Open en Nueva York, donde crearon una burbuja para albergar dos eventos: el Cincinnati Open y luego el US Open. Esto plantea la pregunta: ¿aún podría llamarlo Abierto de Canadá si se celebrara fuera de Canadá? ¿Se pueden llamar los Juegos Olímpicos de 2020 si se celebran en un año diferente?

La princesa Margriet Francisca de los Países Bajos nació en Canadá en el Hospital Cívico de Ottawa. La familia real neerlandesa  se había exiliado cuando los nazis ocuparon los Países Bajos. El pabellón de maternidad del hospital fue temporalmente proclamado por el gobierno canadiense como extraterritorial. Esto significaba que la princesa Margriet tendría plena ciudadanía neerlandesa.

¿Has oído hablar del Barco de Teseo? Es un antiguo experimento mental (alrededor del año 500 a. C.) que aborda el problema de la identidad. El héroe Teseo regresó de la guerra y su barco fue preservado como museo. Con el paso de los años, algunas de las piezas de madera comenzaron a pudrirse y fueron reemplazadas por otras nuevas. Esto sucedió muchas veces hasta que un día,  todas las piezas habían sido reemplazadas. La pregunta entonces es si el barco «restaurado» sigue siendo el mismo objeto que el original. Si dijiste que sí, es el mismo barco, ¿qué pasaría si todas las piezas originales fueran almacenadas y luego re-ensambladas en un barco? ¿Cuál dirías que es el original?

Una posible solución al problema proviene de las ciencias cognitivas: La embarcación no debe considerarse una cosa, ni siquiera una colección de cosas individuales, sino una organización; un concepto que tiene continuidad en el tiempo. Cuando pensamos en el Barco de Teseo, estamos pensando en una estructura organizativa. Tenemos expectativas sobre los componentes, de la interacción entre ellos así como sus interacciones con el resto del mundo. Mientras haya una continuidad en el tiempo y el espacio entre este conjunto de interacciones, podríamos decir que se trata del Barco de Teseo. Fácil ¿verdad? Se vuelve aún más complicado. Siguiendo este argumento, las piezas desechadas y re-ensambladas no se consideran la nave porque se interrumpió la continuidad tiempo / espacio.

Desde una perspectiva metafísica, podríamos argumentar que la princesa Margriet no nació en Canadá; sin embargo, es difícil no considerarla canadiense. Por el contrario, hubiera sido realmente difícil ver el Canadian Open como canadiense si se hubiera alojado en otro país, incluso si se mantuviera la continuidad espacio-temporal. En el caso de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, podríamos argumentar que todo se mantuvo casi igual, tal vez solo un error tipográfico en el nombre del evento. Es mejor reírnos de ello y no incurrir en el monumental costo de cambiar pancartas, carteles, medallas, sin mencionar los recuerdos, parafernalia y cualquier otro contenido impreso y digital necesario para el evento.

Si agrega tocino a su Big Mac, ¿aún podría llamarla Big Mac? No olvidemos lo que nos dijo el filósofo FH Bradley: «La metafísica es el encontrar malas razones para explicar lo que sabemos por instinto».

Referencias:

https://montrealgazette.com/sports/tennis/tennis-canada-exploring-all-options-for-national-bank-open-events

https://www.cbc.ca/archives/entry/1943-netherlands-princess-margriet-born-in-ottawa

https://en.wikipedia.org/wiki/Ship_of_Theseus

Te puede interesar: ¿ significa la monarquía británica para los canadienses latinoamericanos?

Facebook Comments Box
error: Content is protected !!
Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro
Ads Blocker Detected!!!

We have detected that you are using extensions to block ads. Please support us by disabling these ads blocker.

Refresh