El casting perfecto – Parte I

The Perfect Casting
Foto de Elijah Ekdahl on Unsplash

Si te pido que menciones alguna película de Robert Downey Junior, ¿cuál es la primera que te viene a la mente? Tengo dos favoritas que probablemente no son en las que estás pensando: “Only you”, una comedia romántica ligera con una encantadora Marisa Tomei y “The Judge”, un drama de padre e hijo que ofrece grandes actuaciones de Downey Jr y otros dos actores de  grandes ligas: Robert Duvall y Billy Bob Thornton. Estas películas funcionan por muchas razones, dos de las cuales son que los actores fueron magníficamente seleccionados para sus papeles y por supuesto, su actuación. Cuando la gente habla de casting en las artes escénicas, habla de la disciplina de seleccionar actores para sus roles previstos. Las grandes películas suelen tener un gran reparto, y hay determinadas ocasiones en las que una actuación es tan memorable que no puedes pensar que alguien más hiciera un mejor trabajo. Cuando esto sucede, podemos hablar de perfección. Esta es la primera parte de mi lista de actores y actrices que fueron perfectos para un papel.

Sylvester Stallone en Rocky (1976). Mucha gente no lo recuerda pero Sylvester Stallone fue nominado como actor y guionista de su película como un boxeador abriéndose camino. El personaje de Rocky fue influyente no solo en el cine sino también en el mundo del boxeo. No hace mucho Sylvester Stallone fue aceptado en el Salón de la Fama del Boxeo internacional. Durante años pensé que la película se basaba en la vida real de Sylvester Stallone.

Harrison Ford como Han Solo en Star Wars (1977). Harrison Ford comenzó su carrera interpretando papeles muy pequeños en películas, a menudo sin crédito. Durante este tiempo se convirtió en carpintero para mantener a su familia pero continuó con su carrera como actor. Entonces, un día, Ford conoció a George Lucas y tuvo la suerte de interpretar a Bob Falfa en American Graffiti (1973). En 1977 fue contratado para leer líneas para actores que audicionaron para Star Wars y George Lucas finalmente lo eligió como Han Solo. Su actuación de mercenario con agenda pero que también tiene corazón es icónica. Quieres odiarlo pero simplemente no puedes, le dio a la historia una tensión y un equilibrio entre la princesa (Leia – Carrie Fisher) y el héroe (Luke Skywalker – Mark Hamill), estos dos personajes también perfectamente elegidos. Además de eso, Star Wars contó con Alec Guinness como Obi-Wan-Kenobi, él es … (lo siento, me quedé sin superlativos) Sin embargo, el casting perfecto no se replicó en las precuelas de Star Wars. Lanzado a finales de los 90 y los 2000, el elenco esta vez estuvo saturado de actores demasiado conocidos que, lamentablemente, no se identificaron con sus personajes con la misma intensidad que el elenco original con, quizás, una excepción: Liam Neeson como Qui-Gon Jinn.

Harrison Ford como Indiana Jones (1981). Muchas veces un actor está tan relacionado con un papel que es difícil hacer cualquier otra cosa de manera convincente. En Indiana Jones, Ford ofrece un personaje que es una mezcla de erudito y forajido. Un nerd y un héroe de acción. Su actuación fue tan afortunada que logró ser el líder de dos franquicias enormes al mismo tiempo.

Silvester Stallone en Rambo (1982). Stallone es otro actor perfectamente elegido para dos franquicias. En Rambo, Stallone, una vez más participó escribiendo el guión e interpretando el papel principal. La película fue un éxito comercial y Stallone pudo demostrar que podía tener éxito más allá de Rocky.

Arnold Schwarzenegger en Terminator (1984). James Cameron co-escribió y dirigió The Terminator. Seleccionó a Arnold para el papel porque era su amigo y porque (en mi opinión) Arnold ya parecía un cyborg que venía del futuro. Terminator fue una película de bajo presupuesto con un actor poco conocido. La película se convirtió en un gran éxito que desembocó en una franquicia y lanzó las carreras de Cameron y Schwarzenegger. En 2003, cuando Terminator III fue estrenada, Arnold era uno de los actores mejor pagados de la época.

John Malkovich en Being John Malkovich (1999). Si tu nombre aparece en el título de la película, es fácil pensar que eres la mejor opción para el papel. La película es una historia extraña y retorcida de un titiritero que de alguna manera se mete en la cabeza de, lo adivinaste bien, John Malkovich. Me encantó la película, el elenco y la inolvidable interpretación de Malkovich como él mismo.

Julia Roberts en Erin Brockovich (2000). Julia Roberts ha ofrecido actuaciones fantásticas a lo largo de los años. Mis favoritas son Flatliners, Notting Hill y Erin Brockovich. En esta película, basada en una historia real, Roberts ofrece una interpretación muy compleja que representa a un personaje que lo tiene todo: es ingenioso, fuerte, dramático y muy simpático.

Emily Blunt en Devil Wears Prada (2006). Meryl Streep siempre es genial y aquí está encantadoramente malvada, Anne Hathaway es convincente como una joven profesional ansiosa en la industria de la moda, pero la que se roba el show es Emily Blunt. En su papel de Emily, retrata a una asistente entusiasta que se ve amenazada por la nueva chica de la ciudad. Después de este papel, Emily Blunt ha logrado construir una carrera muy sólida. En Jungle Cruse (2021) está realmente bien pero no al mismo grado que en el papel que la impulsó a las grandes ligas de Hollywood.

Johnny Depp como el Capitán Jack Sparrow (2003). Pirates of the Caribbean se basa en un juego de Disney del mismo nombre. Johnny Depp es un actor único de gran éxito. Una de mis actuaciones favoritas de Johnny Depp es como un humanoide en Edward Scissor Hands. Su actuación y caracterización fueron sensacionales; sin embargo, como Jack Sparrow creó algo de un nivel diferente. Es como si toda su experiencia lo hubiera llevado a lo que creo es su mejor actuación. Jack Sparrow es un personaje que Johnny Depp tardó 30 años en crear.

Benedict Cumberbatch como Dr. Strange (2016). Ser parte del Universo Cinematográfico de Marvel debe ser una experiencia realmente divertida y muy lucrativa. Pero si eres un actor serio con una carrera ilustre corres el riesgo de ser encasillado. La caracterización de Benedict Cumberbatch como Dr. Strange es acertadísima.  Él es un actor tan bueno que interpretó el papel, ofreció una actuación para la historia (en 6 ocasiones) y siguió adelante. Es tan bueno que cuando lo ves en otra película no crees que sea el mismo actor que interpretó a un superhéroe.

Continuará…

r.c.d. kreimerman

Instagram, YouTube: rcd kreimerman

Facebook Comments Box

Productos latinoamericanos en Canadá

Visita la tienda en línea dando click a la imagen

Anuncia tu negocio con nosotros

Latin Owned
error: Content is protected !!